Bienvenido a nuestra tienda de boniteces
Carrito 0

Japón

¡¡Hola hola!!

Hoy os cuento un poquito mi viaje a Japón, un destino que hacía mucho tiempo que quería visitar. Los que me conocéis sabéis que una de las cosas que más me gusta del mundo, por no decir la que más, es viajar. Así que siempre que puedo, aprovecho para pegar un saltito a cualquier rincón del mundo. 

Tengo que deciros que lo que más me sorprendió de Japón fue que allí nadie habla inglés, ni siquiera en los hoteles ni en los puntos de información, eso sí, se hacen entender y son súper amables. 

Nosotros fuimos desde Mallorca a través de Düsseldorf y de allí a Tokyo. Pero nuestro viaje empezaba en Kyoto, por lo que pillamos el tren bala para llegar hasta allí. Tardamos 24h desde Mallorca hasta llegar a nuestro destino final en Kyoto (pero tengo que deciros que valió la pena). 

En Kyoto dormíamos en un Airbnb ya que los hoteles eran extremadamente caros (o al menos para las fechas en las que nosotros íbamos). La casa era minúscula, pero como solo íbamos a dormir, pues tampoco nos importó demasiado. Además la propietaria nos había dejado recomendaciones de sitios donde comer y la verdad que fueron todos un acierto. Comimos gyozas y ramen termendamente deliciosos.

Kyoto es completamente precioso y sus templos son mágicos. Si vas a viajar a esta ciudad te recomiendo que el sitio en el que vayas a dormir esté cerca de la estación de tren ya que de allí es de donde parten los autobuses y esta es la forma más eficaz de recorrer la ciudad. 

En Kyoto pasamos 5 días. Los dos primeros días los dedicamos enteros a recorrer los templos de Kyoto y a maravillarnos con su naturaleza. El tercer día nos fuimos a Hiroshima, que se encuentra a 3h con el tren bala y después a Miyajima, una isla a 30mins de Hiroshima. A pesar de que en Hiroshima no hay mucho por ver, más que el parque de la paz y su museo. Al bajar del tranvía topamos de frente con el único edificio que mantuvieron después de la bomba, el Atomic Bomb Dome. La verdad que se me pusieron los pelos de punta, pero lo peor para mi era ver a la gente haciéndose selfies tan contentos con esa estampa de fondo... Tengo que deciros que estaba muy preocupada por visitar el museo ya que soy una persona muy sensible que llora por todo y había leído que era durísimo, y la verdad que está muy bien hecho y no lo han hecho con el fin de que el turista llore, si no para que se de cuenta de lo que provocan las armas nucleares. A ver, tampoco os voy a engañar, toda la parte histórica de la ciudad es triste pero yo creo que obligatoria, ya que fue lo que terminó con la Segunda Guerra Mundial. Al mismo tiempo es una ciudad muy moderna y nos encantó recorrer sus calles y descubrir su plato típico, el okonomiyaki, que, ¡¡se ha convertido en nuestro favorito de este viaje!! Hiroshima es una ciudad que hace que el turista no se vaya solo con el recuerdo de lo sucedido por la bomba atómica. 

Miyajima es una isla muy bonita, llena de naturaleza y de ciervos a los que puedes dar de comer y tocar. Su especialidad son las ostras, el paraíso para quienes les gusten (cosa que no fue nuestro caso jajajaja). Llegamos en barco desde Hiroshima y pasamos allí la tarde, paseando por la orilla del mar. 

Al día siguiente nos fuimos a ver el templo que nos quedaba de Kyoto: Fushimi Inari Taisha (que seguro que reconocéis de haberlo visto en películas). La verdad que fue el templo que más nos gusto de Kyoto, no nos imaginábamos que fuesen a haber tantísimos toris (puertas rojas). También estuvimos hablando (con cuatro palabras en inglés y como pudimos) con un grupo de estudiantes y su profesor que venían de Tokyo. Después partimos a Nara, una ciudad que tiene un parque gigante lleno de templos y ciervos salvajes. Dentro de uno de los templos, se encuentra uno de los Budas más grandes del mundo y nosotros íbamos con ganas de verlo. Aunque tengo que deciros, que a mi lo que más me gusto es darles de comer a los ciervos. 

Nuestro viaje a Kyoto ya se había terminado, y nos tocaba hacer maletas para irnos de nuevo a Tokyo. Os tengo que decir que Tokyo, a nosotros, nos desilusionó, nos habían hablado súper bien de la ciudad, pero a nosotros nos gustó mucho más Kyoto y alrededores, yo me quedo con la naturaleza antes que con una gran ciudad. Si volviese atrás, estaría menos días en Tokyo, ya que para mi con 3 días hubiese sido suficiente. La ciudad como tal nos gustó, es un poco tipo Times Square; muchas luces y mucho ruido y muchísima gente, gente por todo. La comida es riquísima, la verdad que comimos genial en todos los sitios, y sin duda volvería para comer jajaja. Hay mogollón de tiendas pero los precios son más o menos como en España, por lo que comparar, a no ser que veas algo que te guste mucho, no te sale muy a cuenta. El mercado del pescado si nos gustó mucho y hemos leído que va a cambiar de sitio, lo cual es una pena ya que era muy antiguo y auténtico. 

En Tokyo estuvimos en un hotel (tengo que decir que era estupendo, no se si porque veníamos del cuchitril de Kyoto o porque realmente era maravilloso jajajaja). Y estábamos bien situados. El transporte en Tokyo es carete y bastante lioso. Moverse por allí en metro (el cual tenéis que evitar a horas puntas ya que es totalmente agobiante) es complicado. Alucinamos de que hubiese pisos enteros con recreativos, y los hay uno al lado del otro, y todos están llenos de gente joven jugando (jugando a nivel experto, claro). Nosotros nos enganchamos a un juego tipo de Guitar Hero pero con tambores, pero dábamos penita al lado de los japoneses... jajajaja

La verdad que son una sociedad curiosa y muy diferentes a nosotros. La gente es muy muy limpia, no hay papeleras en la calle y no hay ni un solo papel en el suelo. Son súper ordenados, siempre hacen cola; para el metro, para el bus... y eso que hay muchísima gente. Es el país en el cual nos hemos sentido más seguros. No hemos pasado pena en ningún momento de que nos robasen, es más, la gente debajo sus móviles en las mesas de los restaurantes y bares cuando se iban al baño o a pagar. La verdad que el país nos ha encantado y sin duda volveremos ya que hay muchísimo por ver.

Dicho esto, os dejo con el video que hicimos del viaje (no es un video profesional eh, no os penséis que vais a ver una obra maestra, que es un video casero!) jajaja Espero que os guste y que os animéis a descubrir Japón. 

 



Publicación más antigua Publicación más reciente


Dejar un comentario